Saltear al contenido principal
El Poder Del Decreto

El Poder del Decreto

El decreto es la vibración manifestada del poder personal. Les aseguro que no hay nada más poderoso y efectivo que cuando uno, desde la decisión y seguridad, decreta. Cuando se duda por más que decretes, la vibración del poder personal nunca se manifestará, por eso, somos lo que vibramos y no lo que deseamos vibrar.
Cuando respires poder con cada una de tus células, verás que todo aquello que expresas desde tu verdad (garganta) se convierte en realidad manifestada.

Comparto con todos un decreto para que cada uno pueda percibir desde la consciencia que asista a cada uno, el poder de las palabras. Este ha sido un decreto canalizado para una chica que tenia amenorrea y a pesar de varios tratamientos no conseguía que su regla regresara. Tras la terapia multidimensional y con sólo una vez tras decir este decreto desde su verdad (sin miedo sino con seguridad que asi es y hecho está lo que expresa), en media hora, su regla regresó.

“Desde la Divina y Amada Presencia Yo Soy, aquí y ahora y en la multidimensión, convoco a mis consciencias de luz, maestros, guías, familia estelar y seres alineados con la ley del uno que me asisten y guían en mi proceso de apertura de consciencia. Desde los cuatro puntos cardinales norte, sur, este y oeste conecto con los reinos y devas de la naturaleza para que despierten en mi interior su fuerza y sabiduría. Mi alma duerme en la piedra, sueña en el reino vegetal, se agita en el reino animal y despierta ahora en mi espíritu que se eleva ante mi y es testigo de esta verdad que quedará plasmada aquí por siempre en mi campo de energía. Decreto que, aquí y ahora conecto con la información estancada ancestral que se guarda en las memorias de mi columna vertebral y que temerosas no quieren abandonar mi ser. Visualizo cómo esas memorias descienden mediante impulsos conscientes hasta confluir en la vasija sagrada que es mi útero humano y holográfico. Reconozco esa información, la acepto, la recoloco y la trasciendo para mi mayor bien y el de todos mis ancestros, generaciones pasadas, simultáneas y futuras en tiempo lineal. Inconsciente ancestral sin tiempo-espacio abarcando con esta información a todos mis fractales. Visualizo cómo de a poco y con naturalidad, esa información, tras ser vista sin velos, comienza a derramarse fuera de mi campo de energía, acompañada por la vibración de la calma y la paz, frecuencias que se encarnan en mí tras haberme reconocido y aceptado en cada uno de los dolores que he sido capaz de rescatar y liberar.

Reconstruyo la información que como mujer tengo de la menstruación, del dolor, de lo que significa y forjo aquí y ahora mis propias creencias de salud y bienestar. Me alineo a la nueva información que creo desde una nueva programación de luz para mi beneficio y el de todas las mujeres de mi clan. Que la santa y bendita sangre, que jamás debe derramarse con violencia de pensamiento, se haga en mí, recalibrando mi sistema endocrino, nervioso y reproductivo. Inundando de información de luz cada célula involucrada en la manifestación mes a mes de este regalo que significa ser mujer dadora de vida en múltiples facetas. Que la luna roja se haga en mí aquí y ahora porque dueña soy de mi cuerpo físico, mental, emocional y espiritual y así lo decreto y ordeno.

Que todo mi entretejido sanguíneo se llene de nuevas codificaciones en las que habite el bienestar, la gratitud, la seguridad, la confianza y la alegría. Que la divinidad que mes a mes se manifiesta en mí sienta la plenitud con la que soy concebida día a día bajo las mil formas del programa “mujer” con el que he venido a este plano.

Elimino definitivamente las creencias limitantes de asco, dolor, miedo, sufrimiento con las que he nacido en relación a la menstruación y reprogramo lo que haga falta y allí donde había dolor, decreto la luz, donde había miedo, decreto la paz y donde había sufrimiento decreto el amor, por los siglos de los siglos.

Queda este decreto sellado y custodiado por el santo sudario del espíritu santo. Que así sea, asi es, hecho está. Que así sea, así es, hecho está. Que así sea, asi es, hecho está.

Más información de mi labor en www.lauravazquez.org

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba