Saltear al contenido principal
La Salida Es Hacia Adentro

La salida es hacia adentro

El inconsciente colectivo de la tierra es un gran albergue de memorias. Con nuestra consciencia y vibración estamos decidiendo todo el tiempo si pertenecemos a ese psiquismo nocivo o nos desapegamos de él. El primer paso, claro está es detectar que estamos ante una sociedad, cuyas programaciones son involutivas. Según como vibres sintonizarás con esa involución o tendrás que generar tu propia campo de memorias evolutivas que te permitan salir de esa consciencia enferma. Se puede, aunque para eso hay que tener consciencia.

Nuestro inconsciente es el 95% y nuestra mente consciente es nuestro 5%. Por lo tanto, siempre ganará nuestro inconsciente, que es desconocido y que guarda la llave de sanación y resolución de lo mismo que proyecta constantemente: problemas, bloqueos, emociones desarmónicas, síntomas físicos.

El trabajo interno, el buscar en el interior de uno mismo los orígenes de todo lo que acontece en la vida es la manera de ir aumentando el gradiente de luz que tenemos, de ir elevando la vibración y de ir responsabilizándose de la realidad generada. Si pones la mirada y la responsabilidad en el afuera (personas, lugares, familia, trabajos, etc) estarás desviándote de la verdadera y única lección: conócete a tí mismo, sé consciente, enfrenta lo que haga falta, actúa y comenzarás a atraer otras vibraciones sintonizadas con la coherencia.

El trabajo interior requiere de constancia. Por eso, cualquier trabajo interior que se esté realizando con las herramientas que sean, debe ir acompañado de la meditación, de una saludable alimentación y de ejercicio físico. Estas actividades y actitudes ayudan a barrer todo lo que debe ser reconocido para dejarlo salir. Todas las actividades que se hagan a favor del cuerpo emocional, mental y físico estarán ayudando a que nuestra mente consciente se expanda y que nuestro inconsciente se descomprima y cada vez, el porcentaje de consciencia que tengas será mayor, a la vez que disminuirán los programas alojados en tu esfera inconsciente.

Es una labor de todos los días, es un hábito. Por eso no hay que tener prisas ni pensar que no funciona lo que haces. Hay quienes llevamos toda la vida trabajando, meditando, reconociendo, detectando, expulsando y expandiendo. El estar en armonía es estar en continuo reconocimiento y en constante movimiento. El equilibrio y el movimiento son lo que hace que se mantenga la salud, en todas y cada una de sus formas.

Viaja hacia dentro, muévete, conecta contigo. Ir hacia lo profundo de tu ser es lo único que te hará ir hacia adelante.

Copyright 2019 © todos los derechos reservados www.lauravazquez.org

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba