Saltear al contenido principal
El Virus De La Inconsciencia

El virus de la inconsciencia

Todos, sin excepción, como población mundial, estamos atravesando momentos muy complejos y a todo nivel. Más allá de la responsabilidad en la aparición de este virus, lo que genera más frustración, al menos para mí, es la falta de consciencia y falta de solidaridad de la sociedad. Gente enferma que sigue saliendo y contagia a otros, gente que sigue reuniéndose en casas o intentando salir de las ciudades cuando está claro que no se puede tener ese tipo de conducta a esta altura. gente que sigue subiendose a aviones antes que cierren las fronteras.

En estas situaciones límites se puede comprobar el nivel de consciencia, el respeto por uno mismo que es lo que hace luego tener respeto hacia el prójimo, el nivel de autoestima y el interés por la vida que cada ser humano tiene. Hoy, que se habla de una cuarentena, de quedarse en las casas, aún hay gente que viola esa normativa y la única respuesta que puedo encontrar a ese tipo de acción es la estupidez humana. Cuando todos deberíamos aportar lo que cada uno puede desde el sitio que ocupa en esta sociedad, se sigue pensando solamente en uno mismo, sin importar las consecuencias a nivel colectivo. El inconsciente colectivo que prepondera es el del miedo, la inconsciencia, la estupidez, la falta de amor hacia uno mismo, hacia el otro y todo esto es lo que alimenta y nutre a este virus que está cargado de programaciones involutivas que difícilmente se diluyan ya que para eso, cada uno tiene que hacer un análisis interior, reflexionar, tener un encuentro con uno mismo y comenzar a cambiar de adentro hacia afuera.

Estamos ante un colapso en toda regla. Colapso del sistema sanitario, economico, social, educativo. Y todos los sectores tienen que contribuir a gestar un nuevo paradigma. La medicina tradicional no puede con todo, está colapsada y no veo que los terapeutas tan “espirituales” que hablan de que “todos somos uno” estén haciendo nada por nadie que está atravesando momentos de extremo sufrimiento. Si cada terapeuta colabora con lo que dice saber: haciendo reiki a pacientes, leyendo sus registros akashicos, realizando terapias de sanación o lo que sea que cada uno hace en lugar de tanto hablar y de hacerse los especiales, todos estaríamos contribuyendo a crear un mejor inconsciente colectivo, actuando desde el corazón y la intención porque  aseguro que la intención y la buena fe mueven montañas.

Invito a todos los terapeutas a que realicen terapias gratuitas a los afectados por el coronavirus, empezar a involucrarse todos con lo que está pasando, empezar a ayudar de verdad, sin egos de por medio, que todos den ejemplo desde el lugar que cada uno ocupa y pueda extender la mano al que sufre. Es la oportunidad que el mundo de lo alternativo comience a desmostrar que puede colaborar y unir su fuerza y energía a la de medicos tradicionales. Yo ya lo hago colaborando desde hace tiempo con medicos que tienen pacientes terminales, colaborando codo a codo y ahora tambien. ¿¿¿Por qué no lo hacen todos????. Que cada terapeuta demuestre con hechos lo que tanto dice saber o canalizar y ponga toda esa capacidad en beneficio de los enfermos. Esta es una prueba para todos. Y también lo es para que se reconozca el esfuerzo de muchos que colaboramos con elevar el nivel de consciencia social. Es una oportunidad de ayudar. Por qué no la ven?

Ayudar al que sufre no significa entrar en su libre albedrío y modificarlo. No significa asumir el karma de quien sufre porque para eso existe el Ser Superior del enfermo quien decide si puede ser ayudado (no salvado) y para eso existen las frecuencias y/o jerarquias con las que se trabajan que son quienes realizan el trabajo. No hay excusas para no contribuir a aliviar a los que atraviesan momentos de dolor. La salvación la realizará cada uno si aprende de las experiencias por las que atraviesa su alma.

Creo que en los momentos de crisis se pone en evidencia quien realmente es espiritual y quien juega a hacerlo desde la peor de sus máscaras.

Que esta experiencia sirva de algo y que la consciencia se expanda en cada ser humano de una buena y bendita vez.

 

** Comparte en tus redes **

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba