Saltear al contenido principal
Por Qué Utilizo El Sonido En Las Terapias Y Formaciones

Por qué utilizo el sonido en las terapias y formaciones

El sonido de los cuencos de cuarzo, tibetanos, gongs y canto producen vibraciones que están alineadas con la frecuencia OMM. EL sonido primordial. Este sonido es conocido en varias culturas por su poder sanador y de liberación. Está sintonizado con la armonia del Universo. Cuando lo mantramos o hacemos que los sonidos de los instrumentos ejecuten esa  vibración, estamos alineandonos con el poder absoluto que reside en el Cosmos. Estamos trayendo al Universo a nuestro interior. Los sonidos desincrustan los bloqueos que se instalan en el agua del cuerpo (sangre), transformando el estancamiento en un fluido constante y armonioso, como si se tratara del fluir de un rio que ha sido liberado de su estancamiento y suciedad. El agua comienza a correr sin obstáculos, a moverse en equilibrio y rendirse ante la naturaleza que lo habita.

De la misma manera que un río, nuestra agua tiene que ser un baile fluido que se desplaza sin interrupciones. De este modo, la correcta energia vital puede ir de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba sin perturbaciones. Liberando y energizando los meridianos, los nadis, los centros de consciencia y todo el campo electromagnetico. La salud se trata del correcto fluir de la energía. El sonido lo permite porque no encuentra barreras inconscientes que lo paralicen. Por eso lo utilizo a modo de reprogramación mental por las noches. Es una herramienta maravillosa que siempre da resultados.

Las terapias de sonido son canalizadas, es decir que cada uno tendrá los sonidos que necesita para que la energia vital vuelva a fluir por todos los cuerpos.

La terapia se realiza tanto de modo presencial como a distancia (se entrega un audio) para escuchar por las noches durante 21 noches. Tiempo que necesita el cerebro para la reprogramación conductual.

Más información en:

Copyright 2019 © todos los derechos reservados www.lauravazquez.org

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba